domingo, 7 de diciembre de 2014

Bolas de Navidad originales y chics para hacer con vuestros peques

"¿Se os ocurre algo mejor para complementar los árboles de Navidad que os presente en el último post, que una bolas súper chics, que además podéis hacer con la ayuda de vuestros peques? ¡A mí no! ¡A por ello!"
La verdad es que hay muchísimos tipos de bolas para decorar el árbol de Navidad que se pueden hacer en casa, pero teniendo en cuenta que la idea es que vuestros peques os puedan ayudar; os voy a explicar como hacer algunas sencillitas, para que podáis disfrutar todos, pequeños y mayores.

Las que a mí personalmente más me gustan son bolas de cristal rellenas. Es decir sólo tenemos que comprar bolas de color trasparente y diferentes tipos de relleno.
Simplemente tendremos que quitar el gancho que llevan para colgarlas y rellenarlas. Tened en cuenta que en función del relleno que pongáis necesitareis que la boquilla de la bola sea más ancha. Los rellenos que me parecen más originales son estos:
  1. Plumas blancas o de colores (os imagináis además jugando con vuestros hijos a soplar las plumas antes o con las que os sobren!!! yo si!! ). !!Me encantan!!
  2. Tiras de papel con deseos para el nuevo año. Está queda muy bonita y además el momento de elegir los deseos me parece muy bonito para compartir en familia y  puede servir para transmitir a nuestros peques buenos valores en el momento de formular los deseos (generosidad...).
  3. Nieve blanca en polvo.
  4. Confetis (pensar que esto puede derivar en una guerra de confeti y corréis el riesgo de que no os quede nada para rellenar las bolas ¿os atrevéis a asumir el riesgo?).
  5. Ramitas pequeñas de color madera natural o pintadas de blanco, plata...
  6. Espumillón de uno o varios colores.
  7. Virutas o bolitas de decorar dulces (muy llamativas que seguro a los peques les encantarán)
Como veis hay infinitas combinaciones y son muy fáciles de hacer. Os dejo una muestra de alguna de ellas.



Las bolas de purpurina también quedan muy divertidas y estoy segura de que vais a disfrutar mucho haciéndolas con vuestros peques. Os explico como hacer los diferentes modelos:
  1. Bolas rellenas de pupurina: para hacerlas necesitaremos, bolas transparentes, cera liquida de suelo, purpurina fina y un embudo. Quitar el gancho de la bola, poner algo de cera de suelo dentro de la bola y removerla para que se extienda por toda la bola poner la purpurina con el embudo y agitar fuertemente y durante un rato para que toda la purpurina se extienda, volver a poner el gancho, y... LE VOILE..
  2. Bolas recubiertas de purpurina/glitter: necesitaremos bolas de porexpan o telgopor, un imperdible (a modo de gancho para colgarla), cinta o cuerda fina de colores (a gusto del consumidor), unos pinchos de madera (de los de hacer piruletas o mejor de los que se usan para hacer pinchos de carne) y por supuesto la purpurina (tanto fina como de copos), cola de barniz y un pincel. Dicho esto vamos a ponernos manos a la obra!! Pinchar la bola en el pincho de madera, pintar con el pegamento y espolvorear con cuchara la purpurina (poner algo debajo para recoger la que cae...). Colocar boca arriba en un vaso o tarro (si podéis poner sal gorda o azúcar para que se aguanten de pie) y dejar secar una o dos horas. Si lo hacéis con copos de glitter repetir el proceso dando otra capa más para que no queden huecos. Una vez seco, quitar con cuidado el palo de madera y cortar la cabeza del imperdible para que queden sólo los dos alfileres unidos, y enganchar en la bola hasta que solo se vea el borde por donde pasar la cuerda y listo. (Un truco: si quieres efecto nieve también se puede hacer con sal o azúcar).
No me quiero despedir sin antes explicaros una última cosa para hacer con vuestros peques, un tópico de las películas de Navidad....¿adivináis que es? ¡¡¡UNA BOLA DE NIEVE DE NAVIDAD!!!. vuestros peques van a disfrutar de lo lindo.
Para ello necesitaremos, un tarro de cristal (cuanto más bonita sea la forma mejor quedará, los que son con forma semicircular tipo de caramelos, o para guardar especies... son los que me gustan más, o botes decorativos que venden en tiendas de decoración para la casa), silicona o pegamento resistente al agua, purpurina o nieve, agua (mejor agua destilada para favorecer la lluvia de purpurina o nieve) y glicerina (opcional pero hace flotar la nieve/purpurina, queda más bonito), los motivos decorativos que se quieran poner (piñas, figuras de muñeco de nieve, arbolito... y si se quiere hacer algo más infantil, pues desde muñequitos de huevos kinder, play-mobil...lo que queráis).
Vamos a ello, en la tapa del bote se pega la composición que queráis hacer, poner en el culo del bote, la purpurina o nieve (o mix), llenar el bote agua y poner la glicerina si se tiene, cerrar el bote, dar la vuelta y listo!! y a cantar ¡¡¡Let it snow, let it snow, let it snow....!!! Si queréis poder acabar de decorarlo con un lazo bonito en la parte de la tapa...



¡¡Uff,  que blog más intenso!! Mamás disfrutonas, espero vuestros comentarios de cómo han ido las sesiones de manualidades con vuestro peques... ¡A disfrutar! 
Y recordar si os ha gustado darle a me gusta y compartirlo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Muchas gracias por tu comentario!!

Follow by Email

Google Analytics